Relaciones Interespecíficas, Concepto, Origen, Características, Importancia, Principio y Ramas

La competencia interespecífica es cuando individuos de diferentes especies compiten directamente por un recurso en particular. Cada uno se ve afectado negativamente por la presencia del otro.

Así, la aptitud reproductiva de ambas especies se reduce como resultado de ser parte de esta relación. Si no estuvieran en esta relación, ambas especies tendrían más éxito reproductivo. Sin embargo, los recursos particulares son esenciales para la supervivencia, por lo que ambas especies deben competir por ella o morir sin ella.

¿Qué son relaciones interespecíficas?

La competencia interespecífica, en ecología, es una forma de competencia en la que individuos de diferentes especies compiten por los mismos recursos en un ecosistema (por ejemplo, comida o espacio vital). Esto se puede contrastar con la cooperación interespecífica, un tipo de simbiosis. La competencia entre miembros de la misma especie se llama competencia intraespecífica.

Si una especie de árbol en un bosque denso crece más alto que las especies de árboles circundantes, es capaz de absorber más luz solar entrante. Sin embargo, hay menos luz solar disponible para los árboles que están sombreados por el árbol más alto, por lo tanto, hay competencia interespecífica. Los leopardos y los leones también pueden estar en competencia interespecífica, ya que ambas especies se alimentan de la misma presa, y pueden verse afectadas negativamente por la presencia de la otra porque tendrán menos alimento.

La competencia es solo uno de los muchos factores bióticos y abióticos que afectan la estructura de la comunidad. Además, la competencia no siempre es una interacción directa y directa. La competencia interespecífica puede ocurrir cuando los individuos de dos especies separadas comparten un recurso limitante en la misma área.

Si el recurso no puede apoyar a ambas poblaciones, la disminución de la fecundidad, el crecimiento o la supervivencia puede dar como resultado al menos una especie. La competencia interespecífica tiene el potencial de alterar las poblaciones, las comunidades y la evolución de las especies que interactúan. A nivel de organismo individual, la competencia puede ocurrir como interferencia o competencia explotadora.

Se ha observado competencia directa entre individuos, poblaciones y especies, pero hay poca evidencia de que la competencia haya sido la fuerza impulsora en la evolución de grandes grupos. Por ejemplo, entre anfibios, reptiles y mamíferos.

La competencia interespecífica es cuando individuos de diferentes especies compiten directamente por un recurso en particular

Estudios de las relaciones interespecíficas

¿Qué hace que el amor dure? Diferentes investigadores de diferentes disciplinas académicas han examinado la pregunta a lo largo de los años y ahora un profesor ha analizado más de 1,100 estudios sobre el tema. Brian Ogolsky, profesor asociado de desarrollo humano y estudios familiares en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, examinó todo lo publicado en el ámbito académico sobre el «mantenimiento de relaciones» desde 1950, y luego identificó las estrategias más utilizadas para mantenerse unidos.

Después de dos años de clasificar los datos, esto es lo que él y su equipo notaron. Primero, puede dividir las técnicas que usan las personas para mantener sus relaciones de acuerdo con el motivo: las que evitan que se desmoronen y las que realmente las nutren. Y a veces, por supuesto, las técnicas que intentan evitar Splitsville, como ser más cariñoso con su pareja cuando siente que están interesados en otra persona, se traducen en técnicas que mantienen el amor saludable, como simplemente ser cariñosos porque le importa su pareja. .

Ogolsky también encontró que tanto los individuos como las parejas tienen un papel que desempeñar. Es decir, a veces es lo que hacen los individuos y, a veces, lo que hace la pareja lo que mantiene la llama.

Causas de las relaciones interespecíficas

Todo en este mundo está interconectado. Las gotas de lluvia humedecen la tierra; un helado hace feliz a un niño; las situaciones estresantes hacen a una persona triste; los estudiantes deben prestar atención a la forma en que las cosas se relacionan entre sí. Te ayudará a entender cómo escribir un ensayo de causa y efecto. Este artículo explica cómo comenzar el ensayo de causa y efecto, continuar con su cuerpo y concluir sobre un acorde poderoso.

Tipos de las relaciones interespecíficas

Existen diversos tipos de relaciones interespecíficas, entre ellas destacamos las siguientes:

  1. Parasitismo: la asociación en la cual un organismo vive en o sobre un segundo organismo (huésped) se llama parasitismo. El huésped sobrevive hasta que el parásito completa su ciclo vital. Las relaciones entre un parásito y su huésped son a menudo complejas. Algunos parásitos tienen múltiples hospedadores.

(a) Anfitrión definitivo o definitivo. El huésped en el que viven las etapas sexuales del parásito se llama huésped definitivo. Una hembra fértil vive en un huésped definitivo. Produce y libera miles de huevos en su vida.

  1. b) Host intermedio: Cada huevo da lugar a una etapa inmadura. Esta etapa parasita al segundo huésped. Este segundo host se llama un host intermedio. Término asexual: la subasta ocurre en este host. Algunos ciclos de vida tienen más de un huésped intermedio. Desarrollan más de una etapa inmadura. La etapa final inmadura llega al huésped definitivo.
  2. Comensalismos: una relación simbiótica en la que un miembro se beneficia y el segundo no recibe ayuda ni se perjudica se llama comensalismos. Es difícil diferenciar el parasitismo y el comensalismo en situaciones naturales. El huésped puede o no ser dañado. Pero depende de factores tales como el estado nutricional del huésped. Por lo tanto, las relaciones simbióticas pueden ser comensalistas en alguna situación. Pero es parasitario en otros.
  3. Mutualismo: la relación simbiótica que beneficia a ambos miembros es un mutualismo enfermo. Hay muchos ejemplos de mutualismo en el ingenio animal.

Hay diversos organismos que están presentes en la comunidad y debido a esto se desarrollan diferentes relaciones entre ellos. Estos diferentes tipos de relaciones se clasifican en dos tipos principales de relaciones: Las relaciones interespecíficas y las intraespecíficas.

Las relaciones interespecíficas son las relaciones que muestran las interacciones entre los organismos que pertenecen a diferentes especies. Pertenecen a esto el comensalismo, el mutualismo, el parasitismo, la competencia, la depredación, el amensalismo, el neutralismo y la proto cooperación.

  1. Competencia: es una relación en la que las dos o más especies compiten entre sí para utilizar los mismos recursos limitados que son necesarios para que puedan sobrevivir.
  2. Depredación: es un tipo de relación en la que una forma de especie sirve como alimento para las otras especies. Esto implica una relación de depredador y presa en la que la especie es cazada por el otro como alimento para comer.
  3. Amensalismo: es un tipo de relación en la que una población de especies está habitada, mientras que la otra población de especies no está afectada.
  4. Neutralismo: es un tipo de relación en la que una población de especies no afecta a la otra.
  5. Proto cooperación: es un tipo de relación en la que existen interacciones entre organismos con diferentes especies que son favorables, pero no obligatorias.

Características de las relaciones interespecíficas

Las interacciones entre los miembros de las diferentes especies se llaman competencia interespecífica. Los miembros de otras especies pueden afectar todas las características de una población. Las interacciones interespecíficas son herbivoría, depredación, competencia, coevolución y simbiosis. Los animales a menudo no interactúan con otros animales de una sola manera. La naturaleza de las interacciones interespecíficas cambia con la edad del animal y el cambio de estaciones.

La competencia entre diferentes especies se llama competición interespecífica. Los miembros de diferentes especies compiten por los recursos. Una especie es obligada a moverse o extinguirse. A veces, dos especies comparten el recurso y conviven entre sí.

La mayoría de los estudios han demostrado que las especies competidoras pueden coexistir. Algunas especies utilizan recursos de maneras ligeramente diferentes. Puede desarrollarse la convivencia entre estas especies.

La competencia interespecífica es menos severa que los efectos de la competencia intraespecífica. Robert MacArthur estudió cinco especies de warblers (aves). Viven en abetos. Todos usaban la misma presa de oruga. Las currucas dividieron sus hábitats de abetos. Formó regiones preferidas para el forrajeo. Las regiones de apoyo estaban superpuestas. Pero la competencia era limitada. Por lo tanto, cinco especies coexistían entre sí.

Existen diversos tipos de relaciones interespecíficas

La coevolucion

La evolución coordinada de especies relacionadas ecológicamente de tal manera que cada especie ejerce una fuerte influencia selectiva sobre la otra se denomina coevolución. Coevolución puede ocurrir cuando las especies compiten por el mismo recurso. Sus ejemplos son:

(a) Coevolución depredador-presa: Característica protectora en las especies de presa. De manera similar, la selección favorece las características de los depredadores. Estos depredadores están mejor adaptados para atrapar e inmovilizar a sus presas. Las relaciones depredador-presa coevolucionan entre sí cuando el depredador se vuelve más eficiente, la presa también se vuelve más activa.

(b) Coevolución de plantas con flores y polinizadores: la coevolución también ocurre entre algunas plantas con flores y sus polinizadores animales. Las flores desarrollaron diferentes colores y olores para atraer a los polinizadores. Las flores polinizadas por insectos suelen ser amarillas o azules. Los insectos ven estas longitudes de onda de la luz en la pared. Los insectos pueden pararse sobre pétalos.

Los colibríes también polinizan la flor. Seleccionan las flores tubulares y rojas. Los colibríes tienen un mal sentido del olfato. Pero ellos ven muy bien al rojo. El largo pico de los colibríes es una adaptación. Les permite llegar lejos a las flores tubulares. Tienen la habilidad de flotar. Así que no tienen necesidad de una percha.

Simbiosis

Las asociaciones continuas e íntimas entre dos especies diferentes se llaman simbiosis. Tales interacciones interespecíficas influyen en la especie. Estas especies participan de diferentes maneras. En algún momento, un miembro de la asociación se beneficia y el otro se ve perjudicado. En otros casos, la vida sin la pareja es imposible para ambos. Existen los siguientes tipos de simbiosis.

Las interacciones interespecíficas han desarrollado muchas otras características en los animales. Así que de estos son:

Camuflaje:

Es el ocultamiento de un animal o su etapa de desarrollo de otro animal mediante los patrones de color de los animales se denomina camuflaje. Hay dos tipos de camuflaje.

Coloración críptica: en este caso, un animal adquiere los patrones de color de su entorno. Ahora, otros animales no pueden verlo.

Contraataque: También es un tipo de camuflaje. Es común en huevos de rana y sapo. Sus huevos tienen una pigmentación oscura en la parte superior. Pero están ligeramente pigmentados en el fondo. Cuando un pájaro u otro depredador ve los huevos desde arriba, la oscuridad del lado superior lo esconde. Pero cuando los peces ven los huevos desde abajo, la superficie de la luz se mezcla con el agua brillante.

Coloración aposemática: algunos depredadores peligrosos o desagradables desarrollan diferentes colores. Anuncian su condición por esta coloración conspicua. Las mofetas tienen rayas blancas afiladas. Del mismo modo, las serpientes venenosas tienen colores brillantes. Estos patrones de color son ejemplos de advertencia o una coloración aposemática.

Mímica: en este caso, una especie se parece a una o más de una, a otra especie. Gana protección por esta semejanza.

Las relaciones interespecíficas son de suma importancia para los seres vivos

Importancia de las relaciones interespecíficas

Los carnívoros actúan como reguladores de arriba hacia abajo en los ecosistemas terrestres, y su aparición y abundancia relativa es el resultado de interacciones complejas entre la disponibilidad de alimentos y hábitats, la presión humana (por ejemplo, la captura, la caza, el roadkill) y las interacciones entre grupos (competencia, depredación).

El este de los Estados Unidos tiene una larga historia de impacto humano, que resultó en una comunidad carnívora alterada. Específicamente, Ohio presenta un caso interesante para evaluar los roles relativos de las relaciones interespecíficas y las características del hábitat para conformar la comunidad carnívora, ya que su comunidad carnívora tiene una dinámica y composición únicas: coyote invasor y zorro rojo (Vulpesvulpes) y lince nativo (Lince) rufus), que actualmente se está recuperando y expandiendo, el zorro gris (Urocyoncinereoargenteus) disminuye a un ritmo acelerado, y el mapache generalista (Procyonlotor) y el oposum de Virginia (Didelphis virginiana).

Fueron utilizadas 50 cámaras de captura para recopilar datos de presencia / ausencia en el sureste de Ohio, EE. UU. hipotetizaron posibles interacciones entre los seis carnívoros, y fueron utilizadas variables de cobertura del suelo, así como las probabilidades de ocupación de las especies que interactúan, para parametrizar los modelos de ocupación de una sola especie.

Encontramos que la composición del paisaje a tres escalas diferentes (500 y 1000 m de búfer alrededor de la ubicación de la cámara y 3 × 3 km de celda de la cuadrícula) tuvo poco efecto sobre la ocurrencia de especies. Se identificaron fuertes relaciones interespecíficas negativas entre los carnívoros, con la presencia de gatos monteses influenciados por la presencia de coyotes, la ocurrencia de zorros rojos por zorros grises y la presencia de mapaches por zarigüeyas de Virginia.

Si bien estos hallazgos no pueden discriminar entre la partición del hábitat (espacial o temporal) y la competencia (directa o interferencia), prestan apoyo a la dinámica compleja entre los coyotes invasores y los zorros rojos y las especies nativas de carnívoros en recuperación (lince) y en declive (zorro gris).

En particular, la relación negativa entre el depredador de ápice en nuestro sistema, C. latrans y L. rufus, genera más dudas sobre si la competencia directa de los coyotes tiene el potencial de retardar la recuperación de la población de lince.

En el contexto de la captura regulada (en curso para el zorro gris y la temporada potencial para el gato montés), una mejor comprensión de las relaciones intrínsecas de carnívoros puede informar las acciones de manejo y conservación dirigidas a minimizar el impacto de la competencia en especies nativas en riesgo de especies no nativas.

La biodiversidad está disminuyendo a un ritmo rápido en la nueva época del Antropoceno, y la Tierra está experimentando una sexta extinción masiva (Ceballos et al., 2015). La defaunación, la pérdida de vida silvestre tanto en paisajes prístinos como perturbados, es un fenómeno mundial generalizado (Dirzo et al., 2014), y se realizan importantes esfuerzos y recursos financieros en las medidas de recuperación y restauración.

Específicamente, muchos de los carnívoros terrestres del mundo están disminuyendo, y la reducción en la abundancia o la extinción local de especies clave de carnívoros puede tener efectos devastadores a nivel de los ecosistemas.

Los carnívoros son importantes reguladores de arriba hacia abajo de las comunidades ecológicas, y los cambios en la abundancia o la aparición de los depredadores pueden desencadenar cascadas tróficas.

Por lo tanto, para ser efectivos, los enfoques de ecología comunitaria (por ejemplo, relaciones tróficas, interacciones interespecíficas) deben expandirse para integrar el factor humano. La recuperación de los depredadores después de décadas o siglos de ausencia también plantea interrogantes críticos sobre su impacto en el clan de carnívoros depauperados existente, en gran parte dominado por mesopredadores.

Los gremios de carnívoros terrestres están estructurados por el uso diferencial del espacio y las relaciones de hábitat, así como por las fuertes relaciones de interferencia y explotación interespecíficas. Estas formas de competencia se pueden dilucidar examinando la partición del hábitat tanto espacial como temporalmente (Schuette et al., 2013). Además, la muerte interespecífica también se puede ver entre muchos carnívoros, y es una forma de competencia entre ellos.

hay varias clases de interacciones entre organismos que se encuentran en muchos hábitats y ecosistemas

Ramas que se encargan del estudio de las relaciones interespecíficas

Los organismos viven dentro de una comunidad ecológica, que se define como un conjunto de poblaciones de al menos dos especies diferentes que interactúan directa e indirectamente dentro de un área geográfica definida (Agrawal et al. 2007; Ricklefs 2008; Brooker et al. 2009).

Las interacciones entre especies forman la base de muchas propiedades y procesos de los ecosistemas, como el ciclo de nutrientes y las redes alimentarias. La naturaleza de estas interacciones puede variar según el contexto evolutivo y las condiciones ambientales en las que ocurren.

Como resultado, las interacciones ecológicas entre organismos individuales y especies enteras son a menudo difíciles de definir y medir y con frecuencia dependen de la escala y el contexto de las interacciones (Harrison y Cornell 2008; Ricklefs 2008; Brooker et al. 2009).

No obstante, hay varias clases de interacciones entre organismos que se encuentran en muchos hábitats y ecosistemas. El uso de estas clases de interacciones como marco cuando se estudia una comunidad ecológica permite a los científicos describir procesos naturales y ayudar a predecir cómo las alteraciones humanas en el mundo natural pueden afectar las propiedades y los procesos del ecosistema.

En el nivel más burdo, las interacciones ecológicas se pueden definir como intraespecíficas o inter-específicas. Las interacciones intraespecíficas son aquellas que ocurren entre individuos de la misma especie, mientras que las interacciones que ocurren entre dos o más especies se llaman interacciones inter-específicas.

Sin embargo, dado que la mayoría de las especies ocurren dentro de comunidades ecológicas, estas interacciones pueden verse afectadas por e indirectamente influenciar a otras especies y sus interacciones. Los que se discutirán en este artículo son competencia, depredación, herbivoría y simbiosis.

Estos no son los únicos tipos de interacciones entre especies, solo las más estudiadas, y todas son parte de una red más grande de interacciones que conforman las complejas relaciones que ocurren en la naturaleza.

Competencia

Por lo general, la competencia se considera la interacción de individuos que compiten por un recurso común que tiene un suministro limitado, pero más generalmente se puede definir como la interacción directa o indirecta de organismos que conduce a un cambio en la aptitud física cuando los organismos comparten el mismo recurso.

El resultado generalmente tiene efectos negativos en los competidores más débiles. Hay tres formas principales de competencia. Dos de ellos, la competencia de interferencia y la competencia de explotación, se clasifican como competencia real. Una tercera forma, la competencia aparente, no lo es. La competencia de interferencia ocurre directamente entre individuos, mientras que la competencia de explotación y la competencia aparente ocurren indirectamente entre individuos.

Cuando un individuo altera directamente el comportamiento de otros individuos para obtener recursos, la interacción se considera una competencia de interferencia. Por ejemplo, cuando un gorila macho prohíbe que otros machos accedan a una pareja mediante el uso de agresión física o demostraciones de agresión, el macho dominante está alterando directamente el comportamiento de apareamiento de otros machos.

Este es también un ejemplo de una interacción intraespecífica. La competencia de explotación ocurre cuando los individuos interactúan indirectamente cuando compiten por recursos comunes, como territorio, presa o comida. En pocas palabras, el uso del recurso por una persona disminuirá la cantidad disponible para otras personas.

Ya sea por interferencia o explotación, con el tiempo, un competidor superior puede eliminar a uno inferior del área, lo que resulta en una exclusión competitiva (Hardin 1960). Los resultados de la competencia entre dos especies se pueden predecir mediante ecuaciones, y uno de los más conocidos es el modelo de Lotka-Volterra (Volterra 1926, Lotka 1932). Este modelo relaciona la densidad de población y la capacidad de carga de dos especies entre sí e incluye su efecto general entre sí. Los cuatro resultados de este modelo son: 1) la especie A excluye competitivamente la especie B; 2) la especie B excluye competitivamente la especie A; 3) cualquiera de las especies

Ejemplo de las relaciones interespecíficas

Especies de árboles mixtos

  • En un bosque denso, la competencia inter-específica puede ocurrir entre las especies de árboles que habitan en el mismo. Esto se debe a que cuando hay especies de árboles mixtas, el acceso a los recursos para algunos puede ser más fácil que para otros. Por ejemplo, los árboles más altos son capaces de absorber más luz solar, haciéndolo menos accesible a las especies de árboles más cortos que están a la sombra de ellos.

 Leones matan combatiendo hienas

  • Los animales salvajes, como los leones y los tigres, compiten mientras cazan la misma presa, lo que puede causar una menor disponibilidad de recursos alimenticios para uno de ellos. Además, las hienas manchadas (generalmente en un grupo) compiten con el león africano por la comida. Lo mismo ocurre con los osos pardos y los tigres. Cebras y gacelas compiten por la hierba.

Esponja tubo amarillo

  • También se puede observar en los océanos: un ejemplo son las esponjas y los corales que compiten por el espacio.
  • En las zonas desérticas, se sabe que el coyote del desierto y la serpiente de cascabel del lado de los contendientes compiten por comida y agua.
  • La competencia interespecífica también se puede observar en animales pequeños, como ardillas y ardillas listadas, que tienden a competir por nueces y otros alimentos.

Basándonos en el concepto, si tratamos de asociar la competencia interespecífica con los humanos, este tipo de competencia se puede observar en diversas áreas de la vida, como puestos de trabajo, reputación, fama, etc.

Efectos posibles

  • Como resultado de esto, puede haber una limitación en el tamaño de la población y un cambio en las comunidades y la evolución de las especies que están involucradas en la misma.
  • De acuerdo con el principio de exclusión competitiva, no pueden existir juntas dos especies que utilicen los mismos recursos limitantes de la misma manera y el mismo espacio; deben separarse entre sí a lo largo del tiempo para que las dos especies puedan coexistir.
  • En algunos casos, las especies pueden evolucionar, dando como resultado ligeros cambios en sus nichos. Esto limitaría aún más los efectos de la competencia interespecífica. Esto se puede denominar diferenciación de nicho.
  • Aunque la extinción local es rara en comparación con la exclusión competitiva y la diferenciación de nicho, sí ocurre.

¿Sabías?

La competencia interespecífica se puede estudiar utilizando modelos matemáticos que han sido desarrollados específicamente para este propósito por los ecólogos. Dos de estos modelos son el modelo de competencia Lotka-Volterra y el modelo de competencia de Tillman, que describen la influencia de la competencia explotadora entre las especies.

La competencia interespecífica ocurre cuando diferentes tipos de especies en un ecosistema compiten por los mismos recursos. Aquí, los recursos se refieren a alimentos, refugio, luz, agua y otras necesidades esenciales de una especie particular que habita un ecosistema.

Tal competencia puede reducir el tamaño de la población de una especie particular que no puede aprovechar los recursos limitados. Además, un aumento en la población de los competidores también tiende a limitar el crecimiento de esa especie en particular. Por lo tanto, la competencia puede tener lugar de dos maneras a nivel de organismo individual, a saber, la competencia de explotación y la competencia de interferencia.

Hormigas rojas

La competencia de explotación se refiere a la disponibilidad de menos recursos limitantes como resultado del uso por parte de una especie en particular, haciéndolos insuficientes o ya no disponibles para las especies en competencia.

 Oso pardo europeo

La competencia de interferencia se refiere a la interacción directa de una especie particular con sus especies competidoras para obtener los recursos.

Estos también pueden denominarse mecanismos, y existen dos tipos más, a saber, la competencia aparente y la competencia de lucha.

Competencia aparente: esto ocurre cuando hay un depredador común de dos o más especies que compiten para que sean menos accesibles como presa.

Competencia de lucha: esto sucede cuando los recursos no son suficientes para satisfacer las necesidades de cada una de las especies en competencia.

Las relaciones intraespecíficas

Son las relaciones que muestran la interacción entre organismos que pertenecen al mismo tipo de especie. Pertenecen a esta relación el Concurso y la Cooperación.

La relación de cooperación es un tipo de relación en la cual el organismo divide todos los trabajos entre ellos. Todos los miembros del organismo tienen una tarea diversa. Trabajar estrechamente juntos para beneficio de sus propios grupos. Este tipo de relación se puede observar desde los insectos, como las hormigas, las termitas, las abejas, así como en los otros grupos de organismos.

►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El guacamayo verde en peligro de extinción
El gran guacamayo verde, conocido también como guacamayo militar, es una espectacular ave de color verde, familia de los loros, con plumas azules y rojas en su cola, además de plumas rojas en la frente y el pico de color ...
Leer Más
Conectividad Ecológica, Concepto, Origen, Características, Importancia, Principios Y Más
La conectividad del paisaje en ecología es, en términos generales, "el grado en que el paisaje facilita o impide el movimiento entre parches de recursos".  Alternativamente, la conectividad puede ser una propiedad continua del paisaje e independiente de parches y ...
Leer Más
Tortuga terrestre. Qué Es, Origen, Características, Importancia, Principios Y Ramas
Las tortugas de tierra, más conocidas como tortugas, son reptiles sin cáscara que viven en la tierra en lugar de sus contrapartes acuáticas. Con un tamaño que va desde 1/2 pulgada a 6 1/2 pies de largo, estos herbívoros comen ...
Leer Más
Ballena con la cría
Para varias especies diferentes de ballenas, el camino hacia la reproducción de sus crías comienza dejando sus zonas de alimentación locales y preparándose para su largo viaje de migración a sus zonas de cría, donde los machos compiten entre sí ...
Leer Más
Animales ovovivíparos
La ovoviviparidad, o viviparidad aplacental es un modo de reproducción en animales en el que los embriones que se desarrollan dentro de los huevos permanecen en el cuerpo de la madre hasta que están listos para eclosionar. Este método de ...
Leer Más
Consumidores Primarios
En una cadena alimentaria ecológica, los consumidores se clasifican en consumidores primarios, secundarios y terciarios. Los consumidores primarios constituyen el segundo nivel trófico, ya que se alimentan de los productores primarios. En otras palabras, los consumidores primarios son organismos que consumen alimentos directamente de las ...
Leer Más

Deja un comentario