Tornados, Definición, Causas, Efectos, Tipos, Medición Y Más

Los tornados están asociados con tormentas de viento violentas y destructivas que ocurren en la tierra caracterizada por una nube en forma de embudo que se extiende hacia el suelo. En otras palabras, un tornado es una violenta tormenta de viento en forma de embudo que gira hacia arriba rápidamente con una punta tocando el suelo.

Si la punta no toca el suelo, se denomina embudo. Los tornados contienen una mezcla de tormentas eléctricas poderosamente giratorias y nubes que son muy destructivas ya que pueden aplanar cualquier cosa en su camino. Los tornados fuertes han aplastado casas, han herido y matado a personas, y han levantado automóviles y los han hecho pedazos.

Uno de los peores tornados fue en marzo de 1925 en Missouri, Estados Unidos, que mató a 823 personas y dejó más de 3000 personas heridas. Los tornados pueden alcanzar velocidades de hasta 150 millas por hora, pueden crecer hasta 75 pies y generalmente cubren un área de aproximadamente 300 a 400 yardas.

En ocasiones, los tornados se forman muy rápido e inesperadamente, dejando muy poco tiempo para advertencias o medidas de precaución. La ocurrencia de tornados es común en el Tornado Alley en los Estados Unidos, pero por lo general pueden ocurrir en cualquier lugar.

¿Qué son los tornados?

El clima es una cosa extraña. Un día puede ser frío y lluvioso; Al día siguiente, es perfectamente cálido y soleado para sandalias y bikinis en la playa. Los seres humanos han logrado desarrollar productos que les permiten manejar muchos tipos de clima. Por ejemplo, cuando llueve, aparece un paraguas.

Tornados
Aunque parezcan de película, los tornados son un fenómeno meteorológico frecuente en muchas provincias del mundo

Cuando hace demasiado calor, un protector solar cuida su piel. Cuando la nieve se acumula, una pala de nieve es útil. Sin embargo, ciertos lugares experimentan condiciones climáticas extremas, como enormes tormentas eléctricas, tormentas de nieve o huracanes que los humanos no han podido manejar durante mucho tiempo. Sin embargo, existe un tipo de tormenta destructiva en la que los científicos han desarrollado un interés especial. Se llama tornado.

Los tornados son columnas de aire violentas y giratorias que están en contacto con la superficie de la tierra y las nubes de tormenta en el cielo. Los tornados son las catástrofes más desastrosas de la vida humana. Son extremadamente violentos y en poco tiempo, la cantidad de propiedades destruidas y las bajas pueden ser extraordinarias. De hecho, según las estadísticas, 1,300 tornados ocurren cada año solo en los Estados Unidos.

Estos tornados matan a 60 personas en promedio y la mayoría de los escombros que caen y vuelan. Se estima que el tornado más costoso, el Topeka, Kan., Ocurrido el 8 de junio de 1966, costó aproximadamente $ 1, 680, 136,978 en dinero de hoy. Estas estadísticas resaltan la importancia de la concientización sobre los tornados y cómo detectar señales de alerta temprana para minimizar esta carnicería.

Causas de los tornados

Los tornados se forman en el interior de tormentas realmente enormes y no solo de cualquier tipo de tormenta, sino de potentes tormentas eléctricas conocidas como Supercells. El aire ascendente es el primer ingrediente requerido para que se desarrolle un tornado.

Cuando el aire frío y seco que se mueve desde una dirección choca con el aire húmedo y caliente que viene de una dirección separada, se desarrolla un tornado. Dado que el aire frío es más denso que el aire caliente, el aire frío se desliza hacia abajo al empujar el aire caliente bastante rápido.

La combinación de la velocidad del aire hacia arriba y hacia abajo puede desarrollar una tormenta en espiral, y esto puede formar un tornado. Cuando se forma un tornado, se convierte en una de las fuerzas más potentes de la naturaleza, devastando todo a su paso. De hecho, los tornados son considerados las fuerzas más poderosas del mundo. Incluso poderoso que los huracanes.

Dado que los tornados se forman bastante rápido sin previo aviso, pueden ser difíciles de predecir. Además, si ocurren tormentas eléctricas en áreas donde las temperaturas en el suelo son relativamente más cálidas que en el aire, las tormentas pueden ser lo suficientemente poderosas como para provocar más de un tornado.

Aunque es relativamente difícil predecir tornados, los humanos han desarrollado tecnologías que pueden detectar su posibilidad de ocurrir. Un ejemplo típico es el sistema de radar Doppler que puede determinar cuándo y dónde está a punto de ocurrir un tornado.

Los sistemas de radar Doppler están diseñados para detectar cizalladura del viento o divergencias en la velocidad y dirección del viento. El sistema de radar conectará una ubicación donde los vientos soplan a velocidades supersónicas en diferentes direcciones.

Este rápido movimiento de vientos puede desplegarse rápidamente para formar la rotación necesaria para aspirar aire frío y aire caliente en las capas superiores de la tormenta, desarrollando la energía necesaria para convertir el giro en un mesociclón, lo que lleva a un tornado.

Los tornados, como cualquier desastre natural, como deslizamientos de tierra,  inundaciones, terremotos, volcanes o huracanes, culminan en una devastación severa de la propiedad, la infraestructura y conducen a numerosas muertes. Nosotros, los humanos, tendemos a ver solo los impactos negativos, lo cual es comprensible ya que los impactos negativos superan con creces los aspectos positivos.

Entonces, solo llegamos a la conclusión de que ninguna fuerza natural tiene un impacto positivo en la humanidad. Sin embargo, muchos tornados ocurren sin causar ninguna destrucción a los humanos. Aquí hay algunas de las principales causas de los tornados:

1.- Inestabilidad y condiciones de cizalladura del viento

La inestabilidad se crea cuando hay presencia de condiciones inusualmente húmedas y cálidas en la atmósfera inferior y condiciones más frías en la atmósfera superior. La capa más fría evita que el aire cálido y húmedo se mueva hacia arriba, creando inestabilidad.

La cizalladura del viento se produce cuando la dirección del viento cambia y aumenta en velocidad y altura. Por ejemplo, los vientos que se mueven a 5 millas por hora en la superficie pueden cambiar la velocidad del viento a 40 millas por hora a 4,000 pies de altitud.

La combinación de inestabilidad y cizalladura del viento provoca la formación del tornado. La existencia de la inestabilidad y la cizalladura del viento son solo en el frente frío y en el sistema de baja presión. La cizalladura del viento y el aire inestable dan como resultado corrientes ascendentes y descendentes en la violenta tormenta que causa la inclinación de los vientos, formando un vórtice vertical de tornado.

Esto se ve influenciado por los cambios en la velocidad y dirección del viento en las áreas superiores de la atmósfera que causan un efecto de giro vertical en la región inferior. El aire que fluye en el centro de baja presión converge hacia el interior en la dirección de la tormenta, haciéndolo girar aún más rápido con un diámetro que varía de 2 a 6 millas de aire en rotación.

En este punto, el efecto de rotación forma un núcleo central de violentas corrientes ascendentes de aire. Esto crea un origen de nube de pared giratoria desde el ojo de la tormenta desde la base de la nube. El tornado ahora está completamente formado. El centro es la parte más peligrosa, que generalmente aplana todo a su paso.

2.- Actualizaciones y bajadas

Otros ingredientes que pueden influir en la ocurrencia de tornados es la presencia de aire seco en el medio de la atmósfera que se puede enfriar rápidamente mediante tormentas eléctricas, intensificando las corrientes ascendentes y descendentes que ayudan a la formación de tornados.

Tal vez si se toma el tiempo para mirar un tornado, se dará cuenta de que hay un límite entre las nubes brillantes (el área de la corriente descendente de la tormenta) y las nubes oscuras (el área de la corriente ascendente de la tormenta). La importancia de las corrientes ascendentes y descendentes en la formación de tornados se revela a partir de esto.

Dado que la cizalladura del viento y la inestabilidad son los elementos principales para la formación de tornados, la falta de cualquiera de los elementos conduce a la formación de tornados débiles. Si las condiciones de cizalladura del viento son fuertes pero la atmósfera no es inestable inusualmente, solo se forman tornados débiles.

El viceversa también produce resultados similares. En California, por ejemplo, los tornados débiles se forman en el invierno cuando las condiciones de cizalladura del viento son fuertes pero la atmósfera es tranquila. En Florida, lo mismo sucede cuando la masa de aire es muy inestable, pero hay muy poca cizalladura del viento.

Los tornados son muy peligrosos y se clasifican como desastres naturales cuando golpean con fuerza. Por mucho que sea un fenómeno natural maravilloso para ver, es imperativo refugiarse si llega un tornado. En las zonas propensas a los tornados, la mayoría de las personas han construido refugios contra tormentas o sótanos debajo de sus casas para poder protegerse cuando un tornado es inminente.

Efectos de los tornados

Los efectos de los tornados se fraccionan en negativos y positivos, analicémoslos a continuación:

Impactos negativos de los tornados

Entre los impactos negativos de los tornados encontramos lo siguiente:

1.- Lesiones y pérdida de vida

La naturaleza violenta de los tornados puede causar lesiones graves y llevar a la muerte. Estadísticamente, los tornados causan 1,500 lesiones cada año. En promedio, cada año se registran 80 muertes como resultado de tornados devastadores.

Estas cifras apuntan al hecho de que los tornados son un fenómeno que amenaza la vida y que debe tratarse como un desastre nacional. Aunque los tornados todavía cuestan vidas, los científicos están trabajando arduamente para desarrollar tecnologías poderosas que incluyan sistemas de detección y alerta para que los residentes puedan desalojar antes de que ocurran.

2.- Pérdida económica

Los tornados pueden causar graves daños a la economía de un país. En 2011, los tornados mortales en los Estados Unidos le costaron a la economía unos $ 23 mil millones en daños. Un tornado es tan fuerte que puede destruir toda la casa en segundos, dejando a la familia sin hogar y en un limbo financiero. Otros impactos económicos de los tornados incluyen el aumento de las primas de seguro después de los pagos, lo que puede enviar a la familia ya devastada a una crisis económica.

3.- Contaminación ambiental

Un tornado fuerte puede destruir tuberías; Romper los contenedores de productos químicos, que pueden conducir a la contaminación de las aguas subterráneas con petróleo, aguas residuales sin tratar, dióxidos, asbestos y otros contaminantes tóxicos.

Otros desechos, como los desechos médicos, los desechos industriales y los productos químicos de uso doméstico, pueden desembolsarse ampliamente, lo que conduce a la contaminación ambiental. Las tormentas eléctricas fuertes en numerosas ocasiones generan lluvias torrenciales y, cuando se agregan a los tornados, pueden provocar peligros a largo plazo para la Madre Naturaleza, por ejemplo, un mayor riesgo de transmisión de enfermedades a través de aguas y suelos contaminados.

Tornados
Los tornados pueden destruir edificios, arrastrar autos y crear escombros voladores mortales

4.- Destrucción de la vegetación

Los tornados son lo suficientemente fuertes como para arrancar de raíz árboles y otra vegetación en su camino. De hecho, un fuerte tornado que ocurrió el 25 de mayo de 2011, en la CBS de Sacramento, arrancó alrededor de 25,000 almendros.

Los agricultores de la zona informaron que tardarían más de 5 años en volver a crecer los árboles y volver a ser rentables. En 1953, un tornado fuerte causó daños a cultivos por un valor de alrededor de $ 4,3 mil millones.

5.- Impactos en el ecosistema

Cuando un tornado arranca los árboles, la luz del sol penetra en las secciones del bosque que alguna vez se cubrieron, por lo tanto, afectaron los hábitats de los animales. Los tornados también pueden destruir todo el hábitat, matando y desplazando a una gran cantidad de animales. Un tornado poderoso también es capaz de dañar el suelo sano arrastrando el suelo superior, que es esencial para alimentar cultivos y otras plantas.

6.- Impactos psicológicos

Según un estudio realizado por la Asociación Americana de Psicología, los tornados pueden llevar a problemas mentales a largo plazo. Algunas personas que han experimentado tornados de primera mano, muestran fuertes respuestas emocionales, que pueden ser anormales o normales.

Los desastres naturales son capaces de desencadenar recuerdos traumáticos en los que la víctima revive el fenómeno, experimenta ansiedad grave, depresión, abstinencia y un mayor temor a la pérdida y la muerte.

Impactos positivos de los tornados

Dentro de los impactos positivos de los tornados podemos mencionar los siguientes:

1.- Beneficio para animales y especies locales

Un tornado es capaz de derribar bayas de los árboles, y estas son grandes fuentes de alimento para la mayoría de los animales y las aves de corral. Los animales y las aves de corral tienen la oportunidad de obtener fuentes adicionales de nutrientes para su bienestar.

2.- Mejora del nivel de habilidad para contratistas y trabajadores

Cuando un tornado arrasa un vecindario, los contratistas y los trabajadores desarrollan mejores técnicas de techado que son resistentes a los tornados. Esto mejora enormemente sus niveles de habilidad.

3.- Beneficio de la polinización

Los tornados contribuyen a la polinización masiva de las flores, que nunca se lograría solo con las abejas y los animales. La polinización fomenta la reproducción rápida de especies de plantas locales.

4.- Podría ayudar a restaurar comunidades preocupantes

Un tornado es un factor unificador. Las peleas de la comunidad local pueden ser resueltas cuando un tornado barre el área. La gente se unirá para reconstruir propiedades e infraestructura.

5.- Elimina la vegetación vieja

Los tornados rompen prácticamente todo su camino incluyendo la vegetación. Esto significa que la vegetación antigua sería arrastrada permitiendo que brotara nueva vegetación.

Los Estados Unidos experimentan más tornados que cualquier otro país en el mundo. Más de 800 tornados ocurren cada año. El gobierno central se ha movido para minimizar los graves impactos mediante la emisión de avisos y advertencias de tornados.

Los relojes están destinados a aumentar la conciencia pública sobre la posible amenaza de clima severo. Las estaciones de radio también se han creado para brindar a las personas actualizaciones en tiempo real sobre la posibilidad de tornados. Con el desarrollo de tecnologías sólidas, los humanos podrían sortear tornados en el futuro.

¿Cómo se forman los tornados?

Para la formación de un tornado promedio, un ciclón de aire en su mayoría inofensivo conecta una nube de tormenta por encima y la superficie de la Tierra por debajo, tiene una vida útil de tan solo unos minutos. Sin embargo, cuando se alejan de la media, los tornados se consideran algunos de los eventos climáticos más destructivos del mundo.

Los tornados más salvajes pueden durar horas y abarcar millas de diámetro, alcanzando una velocidad de hasta 300 millas (480 km) por hora. Para estar preparados para estos poderosos tornados, los meteorólogos (científicos que estudian los patrones climáticos atmosféricos) han pasado décadas investigando las causas de los tornados.

Si bien las condiciones exactas son diferentes para cada una, para entender cómo se forma un tornado, primero debemos entender la tormenta que es esencialmente su padre, la tormenta supercelda.

Una supercelda, a diferencia de una tormenta eléctrica regular, contiene el ingrediente más importante en la fabricación de un tornado: una columna de aire giratoria en su centro, llamada vórtice.

A medida que una supercelda crece en tamaño, el vórtice en el medio comenzará a inclinarse, desviando el aire caliente y la humedad hacia arriba y arrojando aire frío y seco hacia el suelo. La corriente ascendente de aire caliente hace que el vórtice se hinche con vapor de agua, creando una nube de embudo en espiral en su centro, la primera señal visible de que se está formando un tornado. 

La fría corriente descendente de aire lucha contra la espiral ascendente de la nube de embudo, enfocando la nube en un área más pequeña y aumentando su velocidad. Con la presión y el peso suficientes de la corriente descendente del aire frío, la nube de embudo se acelera para aterrizar en el suelo, y así nace un tornado oficialmente.

Al comprender los signos de formación de un tornado, los meteorólogos pueden emitir advertencias y señales a áreas que pronto podrían llegar a ser un poco demasiado familiares con uno.

Los sistemas de vigilancia del clima, como los radares Doppler, utilizan una tecnología similar a la ecolocación que refleja los pulsos del vapor de agua en el aire para registrar la velocidad y el movimiento de una tormenta. Estos sistemas permiten a los científicos detectar la espiral reveladora de tormentas eléctricas superceldas mucho antes de que se vea una nube de embudo.

¿Cuáles son algunos otros factores para que se formen los tornados?

Para que se forme un tornado, se requieren varias condiciones para el desarrollo de los tornados y las nubes de tormenta con las que se asocian la mayoría de los tornados. Se necesita abundante humedad de bajo nivel para contribuir al desarrollo de una tormenta eléctrica, y se necesita un «disparador» (tal vez un frente frío u otra zona de bajo nivel de vientos convergentes) para elevar el aire húmedo.

Una vez que el aire comienza a elevarse y se satura, continuará elevándose a grandes alturas para producir una nube de tormenta, si la atmósfera es inestable. Una atmósfera inestable es aquella donde la temperatura disminuye rápidamente con la altura. La inestabilidad atmosférica también puede ocurrir cuando el aire seco cubre el aire húmedo cerca de la superficie de la tierra.

Finalmente, los tornados generalmente se forman en áreas donde los vientos en todos los niveles de la atmósfera no solo son fuertes, sino que también giran con la altura en el sentido de las agujas del reloj o en sentido contrario.

Tornados
Un tornado es una masa de aire con alta velocidad angular cuyo extremo inferior está en contacto con la superficie de la Tierra y el superior con una nube cumulonimbus

¿Cómo se ven los tornados?

Los tornados pueden aparecer como una forma tradicional de embudo, o en forma de cuerda delgada. Algunos tienen un aspecto ahumado y ahumado, y otros contienen «vórtices múltiples», que son pequeños tornados individuales que giran alrededor de un centro común.

Incluso otros pueden ser casi invisibles, con solo polvo o escombros en remolino a nivel del suelo como la única indicación de la presencia del tornado.

Tipos de Tornados

Hay varios tipos de tornados y pueden caracterizarse de acuerdo con el nivel de daño que pueden causar. La escala de escala Fujita o Fujita mejorada (EF) es una escala de referencia para caracterizar el tornado según la magnitud de la destrucción. El EF0 es el menos destructivo y el EF6 el más extremo.

Hay diferentes tipos de tornados que se observan en todo el mundo. Algunos de ellos son:

·       Tornado de vórtice múltiple

En tales casos, hay dos o más columnas de aire que giran alrededor de un centro común. Estos vórtices a menudo crean pequeñas áreas de mayor daño a lo largo del camino principal del tornado. Los vórtices mismos giran en la región periférica del ojo del tornado.

·       Tornado de la cuenca del agua

Es un tornado que se forma sobre un cuerpo de agua, generalmente un océano o mar. Son similares a los tornados mesociclónicos de tormentas eléctricas, pero se forman sobre un cuerpo de agua. Una tromba de agua no es un tornado destructivo, ya que se extiende por menos de 2 km. Los tornados de este tipo causan daños que tienden a ser EF2 o menos.

·       Tornado derrumbe

Estos son similares a los tornados de la tromba de agua en términos de debilidad relativa, vida útil corta y un embudo de condensación pequeño y suave que a menudo no llega a la superficie. No hay corriente ascendente giratoria: el movimiento de giro se origina cerca del suelo. Por lo general son más débiles que otros tipos de tornados, pero pueden alcanzar vientos que pueden ocasionar daños bastante graves.

·       Tornado del diablo del polvo

Son similares a los tornados normales, de columna de aire que gira verticalmente. Pero ocurren bajo cielos limpios y son muy débiles. Se forman cuando se forma una corriente ascendente caliente cerca del suelo en un día caluroso. Un tornado Dust-Devil – como también se les conoce – ocurre cuando el sol calienta las superficies de tierra seca formando una columna de aire enroscada. Estos tipos de tornados son comúnmente conocidos como willy willy en Australia.

·       Tornado Gustnado

Este tipo de tornado tiene una ráfaga como corriente ascendente vertical de aire. No están conectados con una base de nubes. Se forman cuando la corriente ascendente fría y seca del aire se mezcla con el aire fresco y húmedo que es estacionario y produce un efecto de rodadura. Un Gustnado es de corta duración y dura desde unos pocos segundos hasta minutos.

Tornados Clasificados por Intensidad (Escala EF)

La forma más común y práctica de determinar la fuerza de un tornado es observar el daño que causó. A partir del daño, podemos estimar las velocidades del viento. El Servicio Meteorológico Nacional implementó una «Escala Fujita Mejorada» en 2007 para calificar los tornados de una manera más consistente y precisa.

La Escala Fujita Mejorada, que entró en vigencia el 1 de febrero de 2007, es una versión actualizada de la Escala Fujita original desarrollada por Ted Fujita con Allen Pearson, asigna una calificación numérica de EF0 a EF5 para calificar la intensidad del daño de los tornados.

Los tornados EF0 y EF1 se consideran tornados «débiles», EF2 y EF3 se clasifican como tornados «fuertes», con vientos de fuerza de huracán al menos mayor, donde EF4 y EF5 se clasifican como tornados «violentos», con vientos correspondientes a huracán de categoría 5 vientos y subiendo para igualar o superar los ciclones tropicales más fuertes registrados.

La Escala EF tiene en cuenta más variables que la Escala Fujita original (Escala F) cuando se asigna una calificación de velocidad del viento a un tornado, incorporando 28 indicadores de daños como el tipo de edificio, las estructuras y los árboles. Para cada indicador de daño, hay 8 grados de daño que van desde el comienzo del daño visible hasta la destrucción completa del indicador de daño.

Deja un comentario